Metodología

SELECCIÓN PROGENITORES

Como criadores, tenemos especial cura en la debida selección tanto a nivel temperamental como de salud, respetando el estándar de raza, no solemos hablar de belleza, preferimos hablar de tipicidad.

Entendemos la cría como una actividad llebada a cabo desde la vocación con responsabilidad, conocimiento y respeto.

Así pues, a nivel de salut selecionamos ejemplares no afectados de las principales afectaciones asociadas a la raza, como:

  • CEA (Anomalía del Ojo del Collie)
  • PRA (Atrofia progresiva de Retina)
  • HSF4 (Catarata Hereditaria)
  • HD (Displasia de cadera)

Por otra parte, no solemos limitar la salud a las puebas genéticas, es muy importante conocer bien el movimiento del perro, no hacemos sólo referencia a si el movimiento resulta elegante y armonioso, sinó si denota potencia, velocidad, equilibrio.

Por último y no menos importante, dámos especial énfasis en el temperamento, buscando ejemplares equilibrados, con seguridad, facilidad de adaptación y capacidad de gestión de diferentes situaciones.

Criamos a nuestros cachorros en un entorno óptimo tanto para su desarrollo físico como mental.
Nuestros cachorros nacen dentro de casa, en ambiente familiar, familializándose con los ruidos y olores tipicos del hogar y siempre con el contacto humano.
Pasadas unas semanas los cachorros ya empiezan a explorar, es en ésa fase quando procuramos exponerlos a diferentes estímulos, ruidos, superfícies, interacción y contacto con personas y niños de forma progresiva favoreciendo una debida primera etapa de impronta.

 

 

 

SELECCIÓN CACHORROS

Como criadores nos toca evaluar y decidir, el perro adecuado con la persona adecuada.

El planteamiento es muy similar:

De verdad quiere un deportivo viviendo en una zona remota y de difícil acceso?

Tenerlo se puede tener, pero el trayecto diario se hará eterno o imposible y el desgaste mutuo está asegurado.

La llegada de un nuevo miembro en la família, en éste caso un perro, es un acto que conlleva gran compromiso y responsabilidad y es de gran importancia para nosotros saber ver dónde tendrá mejor ubicación cada cachorro acorde a su forma de ser, por ése motivo nos es imprescindible conocer también a su futura família.
Aún y conociendo bien cada uno de nuestros cachorros, siempre nos gusta ir un paso más allá y ponerlos a prueba viendo un poco más allá, ya que los cachorros actuan con dos condicionantes (nos conocen a nosotros y a su entorno), es por ello que solemos testarlos por individual a la edad aproximada de 7/8 semanas en un nuevo espacio para ellos, para ello, contamos con un educador@ canino profesional que no ha tenido contacto previo con los cachorros, y que cuenta con amplia experiencia en el testaje de cachorros.
Exploración, manipulación, juego, son algunos de los aspectos a testar y que tanta información nos proporcionará.